El origen presente de un futuro...

 

 

 

 

 

 

 

 

Constituye un honor y una satisfacción para todos nosotros hacer la presentación de este texto, que refleja los 61 años de historia de la Hoguera Lillo Juan, entidad que ha trabajado en conformar y mantener viva la llama de la fiesta, que ha atravesado situaciones cambiantes y, a buen seguro, anécdotas interminables.

Unos años antes de 1946 los niños y niñas seguían una curiosa tradición de coger cartones y muñecos de trapo para posteriormente cuando los tuviesen puestos unos encima de otros quemarlos en la noche de San Juan. A partir del citado año la fuerza del fuego entusiasmó a un grupo de personas que decidieron en el año 1947 fundar la que es hoy nuestra hoguera. En aquel momento distintos miembros de cada distrito recaudaban las “cartillas” una vez por semana. Los lunes eran los días elegidos por los miembros de la directiva de nuestro distrito para contar su recaudación.

Las representantes acudían a su presentación con vestidos elegantes adecuados a la moda de aquellos años. Fue Maruja Toledo Barberá como Belleza y Maruja Pastor Carbonell y Asunción Pastor Pastor como Damas de Honor, los primeros cargos de una comisión que en un futuro contaría con una gran trayectoria.

 

 

Después de la iniciativa de estas tres señoritas, muchas han sido las bellezas y damas que nos han representado. También, muchas personas han ido formando parte de esta comisión

La música siempre ha sido uno de los elementos fundamentales de la fiesta, los distritos participaban en los pasacalles acompañados de sus bandas. Los representantes del distrito de Lillo Juan demostraban una buena relación con la suya cuando preparaban una paella en la calle para invitar a todos los músicos. Tan importante ha sido para todos nosotros este elemento a lo largo de los años que fue en 1997, el año que nuestra fiesta celebraba su cincuentenario, cuando Patricia Peinado Brotons junto a Don Francisco Amat, crearon un pasodoble que pasaría a ser el himno de la Hoguera Lillo Juan.

Hacer un poco historia es una forma de recapitular y permite adquirir nuevas energías para el futuro. Puede que dentro de unos años las tecnologías nos ofrezcan otros soportes distintos a los actuales, pero no por ello dejará de hacerse historia, que espero resulte tan interesante como la contenida en la presente publicación de nuestra página web.